Servicios

En la mayoría de los países del entorno europeo, el radiógrafo cursa formación pregrado en la disciplina de Bioética. Esta materia relativamente nueva, se ha creado al amparo de una necesidad social como instrumento para ayudar a resolver aquellos conflictos sociales derivados de la asistencia sanitaria. Es una ciencia multidisciplinar donde participan profesionales como abogados, médicos, enfermeros, biólogos, radiógrafos, etc.


La Radiología se ha convertido en una ciencia muy compleja que se sitúa en el centro del proceso asistencial. Ha desarrollado su propio campo de conocimiento y las distintas opciones tanto diagnósticas como terapéuticas, nos llevan a un mundo tecnológico cuyo avance nos hace estar en continua formación en nuestras relaciones con el paciente y el resto de profesionales. La telemedicina, la información al paciente, las aplicaciones tecnológicas, las relaciones multidisciplinares… todo ello nos empuja a integrarnos en equipos de trabajo complejos donde el centro y fin último debe ser el paciente.

El Graduado en Técnica Radiológica (radiógrafo) estudia Bioética en su tercer o cuarto año de carrera como materia troncal en algunos países, o como optativa en otros. Son muchos los dilemas éticos y morales a los que nos enfrentamos diariamente en el ejercicio de nuestra profesión. Algunos ejemplos prácticos son conocidos por todos:

¿Merece el paciente morir en el pasillo del TC esperando realizarse una prueba? ¿Tiene derecho el paciente a finalizar la vida en compañía de los suyos? ¿Cuál es el sentido del consentimiento informado? ¿Hasta dónde llega la autonomía del paciente en cuanto a las decisiones sobre su diagnóstico y tratamiento? ¿Cuál es la forma más adecuada de ejercer mi profesión? Deontología ¿Realizamos pruebas innecesarias?

¿Tenemos la obligación de realizar pruebas por orden judicial cuando no suponen un beneficio para la salud del paciente?
Estos y tanto otros dilemas son los motivos por los que el conocimiento de la bioética es necesario para un radiógrafo. Nos enfrentamos cada día a diferentes tipos de pacientes, distintas religiones, distintas necesidades etc y debemos estar a la altura de lo que la sociedad espera de los profesionales sanitarios. Conocer los conflictos que nuestro trabajo puede generar en la sociedad y aprender el valor relativo y el valor absoluto de la verdad, es un arma eficaz para todas las sociedades.
Dentro del área de la deontología encontramos códigos deontológicos, códigos éticos, manuales de buenas prácticas y otros documentos que pueden ser una orientación en nuestro ejercicio profesional. Si navegamos por las WEBs de algunas sociedades científicas o Asociaciones podemos encontrar documentos tanto nacionales como internacionales.

Sociedad Internacional de Radiógrafos (ISRRT)

Federación Europea de Radiógrafos (EFRS)

Asociación Portuguesa de Técnicos en Radiología (ATARP)

Asociación Española de Técnicos en Radiología (AETR))

Sociedad Americana de Radiógrafos

Asociación Internacional de Protección Radiológica (IRPA)

Subir

Uno de los problemas más sufridos por el radiógrafo es la “información y comunicación” con el paciente. En los últimos años hemos vivido un cambio radical en este campo. La ley de autonomía del paciente ha evolucionado la medicina desde una práctica paternalista a una visión participativa donde el paciente es responsable de sus cuidados. En este sentido el consentimiento (oral o escrito) ha tenido un papel clarificador como documento de manejo cotidiano, tanto para el profesional como para el paciente o tutores. Hay que recordar que la responsabilidad de la información es del personal médico, pero el radiógrafo (y según la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias LOPS), tiene la obligación de participar en la información que el paciente necesite. Se han publicado muchos artículos sobre el consentimiento pero recomendamos, por su implicación en Radiología los siguientes:

SEPR: Propuesta de textos a incluir en los consentimientos informados de pruebas radiológicas relativos a riesgos por radiaciones ionizantes.

SERAM: Recomendaciones sobre información al paciente en Radiología en el apartado de contrastes yodados

Al margen de los problemas propios de un Servicio de Radiología, debemos participar en todos aquellos problemas donde como profesionales podamos aportar un granito de arena. Los estados se han visto obligados a afrontar los conflictos sociales que la nueva medicina del siglo XXI está generando y para ello han tenido que legislar algunos problemas acuciantes. Ejemplos en España son:

Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.

Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida.

Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo.

Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.

REAL DECRETO 223/2004, de 6 de febrero, por el que se regulan los ensayos clínicos con medicamentos.

LEY 14/2007, de 3 de julio, de Investigación bio-médica.


A nivel internacional, las organizaciones están muy preocupadas por los conflictos éticos en general y por ello se han dictado recomendaciones y declaraciones universales:
UNESCO
Declaración universal sobre el genoma y los derechos humanos
Declaración Internacional sobre datos genéticos humanos
Declaración Universal sobre Bioética y derechos humanos
Los hospitales, en aplicación de la legislación vigente, han puesto en marcha desde los años noventa dos tipos de comités dedicados a velar por los valores bioéticos de la institución y de la medicina que se practica en cada centro, con el fin de garantizar los derechos de paciente y formar a los profesionales en estas materias. El radiógrafo puede participar como miembro de estos comités que están jugando un papel cada vez más importante en los centros sanitarios. Podemos encontrar:

Comité ético de investigación (CEIC) .Sus funciones son:

        a) Evaluar la cualificación del investigador principal y la del equipo investigador así como la factibilidad del proyecto.

        b) Ponderar los aspectos metodológicos, éticos y legales del proyecto de investigación.

        c) Ponderar el balance de riesgos y beneficios anticipados dimanantes del estudio.

        d) Velar por el cumplimiento de procedimientos que permitan asegurar la trazabilidad de las muestras de origen humano, sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación de protección de datos de carácter personal.

        e) Informar, previa evaluación del proyecto de investigación, toda investigación biomédica que implique intervenciones en seres humanos o utilización de muestras biológicas de origen humano, sin perjuicio de otros informes que deban ser emitidos. No podrá autorizarse o desarrollarse el proyecto de investigación sin el previo y preceptivo informe favorable del Comité de Ética de la Investigación.

        f) Desarrollar códigos de buenas prácticas de acuerdo con los principios establecidos por el Comité Español de Ética de la Investigación y gestionar los conflictos y expedientes que su incumplimiento genere.

        g) Coordinar su actividad con la de comités similares de otras instituciones.

        h) Velar por la confidencialidad y ejercer cuantas otras funciones les pudiera asignar la normativa de desarrollo de esta Ley.

Comité de ética asistencial. (CEA)
Proteger los derechos de los pacientes. Analizar, asesorar y facilitar el proceso de decisión clínica en las situaciones que creen conflictos éticos entre el personal sanitario, el paciente o usuario y la Institución.
Colaborar en la formación en Bioética de los profesionales del hospital y área de salud.
Proponer los protocolos y guías de actuación para las situaciones en que surgen conflictos éticos y que se presentan de manera reiterada u ocasional.

Comité Nacional de Bioética: Tiene la misión de emitir informes, propuestas y recomendaciones para los poderes públicos de ámbito estatal y autonómico sobre materias relacionadas con las implicaciones éticas y sociales de la Biomedicina y Ciencias de la Salud. Asimismo, se le asignan las funciones de establecer los principios generales para la elaboración de códigos de buenas prácticas de investigación científica y la de representar a España en los foros y organismos supranacionales e internacionales implicados en la bioética. Todo esto es intrínseco a nuestro ejercicio profesional y debemos participar de forma proactiva en el desarrollo de la medicina y concretamente de la Radiología. Nuestra visibilidad social depende en gran medida de nuestras actuaciones profesionales.

Subir

“Para llegar donde no estamos tendremos que avanzar por donde no vamos.”

                                                San Juan de la Cruz (1542-1591)

Enlaces Relacionados

Area de Socios



©Sociedad Española de Graduados en Radiología | Aviso Legal